Tag Archives: piernas cansadas

Piernas Cansadas: 5 Remedios Caseros Muy Efectivos Para Obtener Alivio

piernas cansadas

La piernas cansadas son un signo de mala circulación sanguínea en la pierna. Por lo general, ocurre al sentarse o pararse durante largas horas. Las piernas se sienten pesadas y puedes experimentar dolor agudo y calambres musculares que dificultan el movimiento.

Tus piernas también pueden sentirse cansadas cuando corres o caminas durante mucho tiempo. En tal caso, las piernas cansadas son un signo de fatiga física, que disminuye naturalmente después de descansar las piernas.

Te gustaría eliminar las varices de forma natural? No sufras más cansancio, pesadez, ardor ni molestia, descubre como deshacerte de las varices sin cirugía!

Haz Click Aqui!

Independientemente de la causa subyacente, las piernas cansadas son una condición dolorosa que se puede tratar fácilmente con simples remedios caseros.

Para un alivio rápido de las piernas cansadas, puedes probar los siguientes remedios caseros.

Remoja las piernas en agua tibia

La forma más sencilla de tratar las piernas cansadas y reducir la pesadez y el dolor rápidamente es sumergir las piernas en agua tibia. Llena un balde con agua tibia. Disuelve de 1 a 2 cucharadas de sal marina o sal de Epsom en agua. Remoja tus piernas cansadas en el agua tibia durante unos 20 minutos. Ayuda a aumentar la circulación de la sangre en las piernas y también relaja los músculos.

Cepillado en seco de las piernas

Para estimular la circulación en las piernas cansadas, cepilla las piernas con un cepillo con cerdas suaves. Comienza a cepillarte los pies y muévete hacia arriba hasta los muslos. Cepilla en dirección ascendente hacia el corazón. El cepillado en seco de las piernas durante 10 a 15 minutos ayuda a reducir los síntomas de las piernas cansadas.

Aceite de chile

El aceite de chile, un condimento popular presente en tu despensa, puede ayudar a sanar las piernas adoloridas y cansadas. La capsaicina, el componente principal del chile picante que es responsable de su picor, ayuda a bloquear la transmisión de las señales de dolor, proporcionando así un alivio rápido del dolor en las piernas.

Además, también estimula la circulación sanguínea. Para tratar tus piernas cansadas, masajea tus piernas con aceite de chile.

Paquete de hielo

El dolor y la hinchazón, dos síntomas comunes de las piernas cansadas, también se puede tratar aplicando compresas de hielo. Masajea tus piernas con una compresa de hielo por unos minutos. Esto ayudará a adormecer la sensación de dolor y reducirá la hinchazón. Sin embargo, no apliques el paquete de hielo por más de 10 minutos ya que puede empeorar tu problema.

Vinagre

El vinagre es un remedio maravilloso para los pies cansados. Su propiedad antiinflamatoria ayuda a reducir la hinchazón y la pesadez de las piernas. También ayuda a relajar los músculos y proporciona alivio de los calambres en las piernas. Llena un balde con agua tibia y agrega una taza de vinagre al agua. Sumerge las piernas en el vinagre diluido de 15 a 20 minutos.

Quieres eliminar las varices de forma segura, natural y para siempre?

Luce unas piernas libres de venas varicosas o arañitas!

Mejora tu salud, bienestar, obtén unas piernas suaves y bellas sin cirugía!

Da Click Aqui! <<

Ejercicios Para Varices en las Piernas: 4 Opciones Muy Recomendadas

varices en las piernas

Quieres saber que ejercicios para varices en las piernas realizar y obtener el alivio que buscas? El ejercicio es importante para mantener una excelente salud cardiovascular, pero las venas varicosas dolorosas y que dan comezón pueden dificultar el ser activo.

Para ayudar a aliviar el dolor y la incomodidad, algunos especialistas han elaborado una lista de ejercicios de piernas para hacer que el ejercicio sea soportable y divertido de nuevo.

Te gustaría eliminar las varices sin cirugia? Conoce el método más efectivo para lucir unas piernas libres de venas varicosas, sin dolor, pesadez o hinchazón!

Haz Click Aqui!

El ejercicio es importante y más cuando se sufre de varices. Las venas varicosas son causadas por una falta de la circulación en las venas, dando por resultado la presión que hace que las venas se abomben y parezcan como cordones. El ejercicio ayuda a mejorar la circulación en las piernas y brazos, estimula el flujo sanguíneo y fortalece, al tiempo que reduce el dolor y las molestias.

Los ejercicios de bajo impacto, como caminar y montar en bicicleta, son ideales para las personas que sufren de varices; sin embargo eso no significa que no puedas intentar actividades de impacto medio a alto.

Lo mejor es hablar con tu médico de cabecera o cirujano vascular antes de comenzar un nuevo entrenamiento aeróbico.

Ejercicios para las varices en las piernas

Levantamiento de Piernas: Siéntate en el piso, cama o acuéstate boca arriba con los pies hacia afuera. Lentamente, levanta una pierna a la vez desde el piso. Sosten la pierna en el aire, dejando que la sangre corra hacia atrás y echa para atrás tu pierna. Lentamente, baja la pierna hasta el suelo. Repite con la pierna opuesta.

Elevaciones de pantorrilla: Párate con las piernas rectas. Lentamente, ponte en tus puntas de los pies y luego baja.

Bicicleta con piernas: Acuéstate sobre tu espalda, llevando tus piernas en el aire y doblándolas a la altura de la rodilla. Lentamente, comienza a pedalear tus piernas como si estuvieras montando una bicicleta. También puedes hacer el mismo movimiento de una pierna a la vez, alternando las piernas entre los sets.

Lunges laterales: Párate con las piernas abiertas a la altura de la cadera. Desplázate al lado doblando la rodilla derecha en un ángulo de 90 grados. Tu pierna izquierda debe estar ligeramente apoyada en tu tobillo. Para reanudar a la posición inicial, comienza lentamente a enderezar tu pierna derecha, trayendo tu pierna de nuevo en la postura del ancho de tu cadera. Repite con la pierna izquierda. Recuerda asegurarte de que tu rodilla permanezca directamente sobre el tobillo al realizar la estocada lateral.

Y si quieres prevenir las varices en las piernas, también hay ejercicios que puedes realizar

– Caminar: Este es el ejercicio más simple, y también el más eficaz. Para las venas varicosas, es altamente recomendable que mantengas tus piernas en movimiento constante. Caminar es muy eficaz para mejorar la circulación de las piernas.

Olvídate de excusas como no tener suficiente tiempo y pereza: en lugar de tomar el ascensor, sube las escaleras y en lugar de tomar el coche para trabajar, si no está muy lejos, ve a dar un pequeño paseo. Hacer estos pequeños esfuerzos diarios tendrá grandes recompensas y te hará empezar a sentirte más ligera y las piernas menos congestionadas, lo que ayuda a reducir la formación de venas varicosas.

– Levantamientos de piernas: A diferencia de los levantamientos de piernas que sueles hacer en el gimnasio que están diseñados para tonificar los muslos y los glúteos, estos levantamientos están destinados a mejorar la circulación sanguínea a través de las piernas y evitar las venas varicosas.

Acuéstate en el suelo con la espalda apoyada y las manos debajo de los glúteos, levanta una pierna a la vez y mantenla erguida y perpendicular al suelo, formando una L. Sosten la pierna hasta que sientas que la sangre cae de tus pies a tu muslo. Repite con una pierna a la vez.

Para completar el ejercicio, repítelo, todavía acostada, pero esta vez contra una pared. Levanta tus piernas al mismo tiempo, de nuevo haciendo una L, y apoya contra la pared por un tiempo hasta que sientas mejor circulación en tus piernas.

Otro buen ejercicio que puedes hacer para reducir las varices es simplemente mantenerte en puntas mientras estás sentada derecha. Manten la posición durante cinco segundos, baja de nuevo y repite.

Este es un gran ejercicio para reducir las venas varicosas que prácticamente puedes hacer en cualquier lugar. Esto también evitará que las venas varicosas estallen, ya que estar de pie durante largos períodos de tiempo no se recomienda si tienes esta condición.

– Flexiones de rodilla y tobillo: Acuéstate de nuevo en el suelo y lentamente levanta la rodilla hacia el pecho, las pantorrillas dobladas hacia abajo. Mientras sostienes esa posición, balancea el tobillo varias veces. Hazlo despacio y con fuerza, no dejes que tu pie cuelgue libremente. Repite varias veces, alternando las piernas.

Quieres eliminar las varices en las piernas?

No sufras más dolor, hinchazón o pesadez!

Conoce el método natural que te ayudará a tener unas piernas bellas, sanas, descansadas y sin venas varicosas en poco tiempo!

Da Click Aqui! <<